El presidente del PRD, Agustín Basave, denunció que alguien está usurpando su nombre.

Se trata, dijo, de alguna persona o grupo que se hace pasar por él, llamando a presidentes municipales y dirigentes estatales para pedir apoyos para la publicación de desplegados, entre otras cosas.

“Yo jamás hablo para pedir apoyos de ese tipo y además lo grave del asunto es que algunas de estas llamadas fueron a autoridades que están en problemas judiciales”.

Sobre el Penal de Topo Chico advirtió que los centros penitenciarios en México son una bomba de tiempo.

“El problema exige que se tomen medidas muy radicales. Muchos de ellos están controlados por los presos, sobre todo por los los crimínales de más alta peligrosidad”.

Alertó que de no actuar para mejorar el sistema penitenciario, “esas bombas seguirán explotando”.