El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general la Reforma Política del Distrito Federal que lo convierte en el estado número 32 de la República, asumiendo el nombre de Ciudad de México, mientras que la Asamblea Legislativa será reconocida como Congreso local.

Al fundamentar el dictamen, diputado Daniel Ordoñez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, destacó que “otro aspecto relevante, es la eliminación de la figura jurídica de las jefaturas delegacionales y la creación, de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, las cuales serán encabezadas por un alcalde y concejales”.

Además de se elegirá una Asamblea Constituyente encargada de crear la Constitución local, que estará integrada de cien diputados: sesenta por el principio de representación proporcional, 14 senadores y 14 diputados federales, ambos designados por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes de la Cámara, a propuesta de su Junta de Coordinación Política respectiva, seis designados por el presidente de la República y seis designados por el jefe de gobierno del Distrito Federal.

Destacar que el Ejecutivo local podrá nombrar y remover libremente al titular de la Secretaría de Seguridad Pública y al Procurador del Distrito Federal, al tiempo que se elimina la facultad del Senado para remover de su cargo al Jefe de Gobierno.