México cerró 2015 con finanzas públicas sanas y  cumplió con la meta de déficit fiscal y de endeudamiento autorizados por el Congreso de la Unión, esto en medio de un contexto internacional adverso, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a través del informe semanal de su vocería.

Donde destaca que seguimos siendo un país de bajo endeudamiento, con una comparación favorable respecto a otras naciones, y una deuda pública de las más bajas dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Refirió que el crecimiento en el gasto programable se debió principalmente a mayores recursos para la atención de la población más vulnerable; incrementos en gastos de operación, servicios personales y gasto de capital, y mayores erogaciones de los ramos administrativos.