Las personas que hayan nacido en otro país, cuyos abuelos sean mexicanos, podrán obtener la nacionalidad mexicana.

Así se aprobó en la Cámara de Senadores a propuesta de Ana Gabriela Guevara.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos, explicó que los hijos de mexicanos o mexicanas por nacimiento, tienen derecho a la nacionalidad mexicana de origen, aunque sus padres no hubiesen visto la primera luz en territorio nacional, porque su nacionalidad no puede depender de esa circunstancia geográfica.

De esta forma se aprobaron modificaciones al artículo 30 de la constitución, que consisten en que se otorgue la nacionalidad por consanguinidad.

El documento se envió a la Cámara de Diputados para su revisión y probable aprobación.