Con la idea de administrar mejor los recursos, pero sobre todo transparentar en qué se gastos nuestros impuestos, la Junta de Coordinación Política del Senado, presentó los lineamientos de su Programa de Reorganización Administrativa, con el que los grupos parlamentarios dejarán de manejar cerca de 300 millones de pesos.

En conferencia de prensa, el secretario general de Servicios Administrativos de la Cámara Alta, Roberto Figueroa, explicó que los “recursos que anteriormente recibían los grupos parlamentarios para apoyo de trabajos de las comisiones, serán ahora administrados en su totalidad, en forma directa por el Senado de la República”.

Añadió que será el Senado administre y compruebe los recursos destinados para el traslado de los legisladores a sus estados de origen.

En este sentido, el coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, destacó que “había mucha inquietud por parte de la sociedad mexicana -y lo entendemos muy bien-, de cómo se manejan los recursos públicos -son derivados de impuestos-, quién los gasta, cómo se gastan, en qué rubros se gastan y esto es lo que estamos haciendo con este documento, que el día de hoy le entrego al presidente de la Mesa Directiva, que estoy seguro -como les dije- lo vio con muy buenos ojos. Estoy seguro que la Mesa Directiva lo va a aprobar en su debido tiempo”.

Respecto a la contratación de personal de las comisiones, Gamboa señaló que será bajo un “nuevo concepto, denominado honorarios de comisiones”.

Por lo que “los grupos parlamentarios podrán a su vez contratar a su personal mediante la modalidad de honorarios de grupos parlamentarios y los recursos que se destinen a este concepto serán descontados de las asignaciones que se le daba antes a cada uno de los grupos parlamentarios”