Este 2016 a los alumnos de sexto de primaria y tercero de secundaria no les será aplicará la prueba externa de evaluación, informó Silvia Schmelkes, consejera presidenta de la junta de gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación.

Al reunirse con diputados de la Comisión de Educación, aseguró que no aplicar la prueba “Planea”, se debe a cuestiones económicas, toda vez que realizarla tiene un costo de 200 millones de pesos.

“La prueba es muy cara porque nosotros hemos establecido que para poder utilizar los resultados de esa prueba sobre todo para rendición de cuentas, es necesario que la prueba implique una evaluación externa y eso significa contratar aplicadores, capacitarlos, gastar en viajes, en viáticos, la prueba es muy cara”.

De tal manera que este año, los alumnos sólo eran evaluados de manera interna por la Secretaria de Educación Pública.