Tras varios años de presión por parte de organizaciones civiles, el Gobierno del Estado de México solicitó que se decrete “alerta de género” en los 11 municipios considerados como de mayor incidencia en feminicidios.

El gobernador Eruviel Ávila Villegas informó que promoverán la declaratoria para Ecatepec, Nezahualcóyotl, Valle de Chalco, Toluca, Tlalnepantla, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Cuautitlán Izcalli y Chalco.

Dejó claro que aunque la entidad no es la que presenta más casos, sí deben estar pendientes, por lo que ya se giró el oficio ante el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Hasta el momento se tienen registrados 209 casos de feminicidio, de los cuales, 63 por ciento ya han sido judicializados, es decir, 130. De esta cifra, 67 ya tienen sentencia condenatoria de alta penalidad, que va de 40 a 60 años de prisión.

De acuerdo con un estudio de la Comisión Especial para Seguimiento de Feminicidios de la Cámara de Diputados, en la que participaron el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Organización de Naciones Unidas (ONU), con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hasta 2012, en el Estado de México había una incidencia de 1.75 casos por cada 100 mil habitantes, número que se ha mantenido, mientras que en otros estados ocurren hasta 6.61.

Destacar que la Alerta de Género es un instrumento jurídico que tiene como finalidad realizar acciones gubernamentales de emergencia encaminadas a erradicar la violencia feminicida.

De esta forma, el Estado de México se suma a Oaxaca, Guanajuato, Nuevo León e Hidalgo, entidades donde por las condiciones de violencia sistémica que sufren las mujeres han solicitado la alerta de género.