El cantante español Alejandro Sanz se encontraba dando un concierto en Rosarito, en Baja California, cuando observó a un hombre maltratando a una mujer entre el público.

El artista detuvo el concierto, bajó del escenario y señaló al agresor para que se fuera.

Luego se dirigió a las fuerzas de seguridad para que expulsaran al hombre, y este al final tuvo que irse.

El público contestó este gesto con aplausos…