El estado mexicano y la iglesia católica debe mantener una sana distancia, manifestó el secretario de Acción Política Estratégica del PRD, Alejandro Sánchez Camacho.

“Que cada quien esté en su cada cual, con una distancia respetuosa entre las funciones de las partes, de tal forma que mantener una distancia adecuada es siempre recomendable”.

En el marco de la visita del Papa Francisco a México, el perredista aseguró que aunque es un acontecimiento importante para todos los católicos, los actores políticos no deben desviar la atención de sus funciones.

Por último señaló que el que se haya utilizado esta visita para arreglar calles y avenidas y para hacer mejoras ha sido simplemente para taparle el ojo al macho.

“Sería recomendable que el esfuerzo que hacen las administraciones para dar una buena imagen a visitas trascendentales como esta, se conviertan en acciones públicas cotidianas permanentes, no sólo para taparle el ojo al macho sino para garantizarle bienestar a la gente”.