En España un joven de 17 años fue detenido en Pontevedra tras dar un fuerte puñetazo en la cara al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El agresor fue  identificado como Andrés quién se acerco tranquilamente a Mariano Rajoy para, supuestamente, tomarse una selfie.

Poco después de la agresión  el presidente declaró que estaba bien y sin  ningún problema. En su cuenta oficial de Twitter escribió: “Agradezco de corazón las muestras de afecto y solidaridad que me están haciendo llegar. Sigamos trabajando”.