El aumento que registró la inflación en el primer mes de este año, es una señal de alerta de que el alza en dólar ha comenzado ha reflejarse en los precios de productos al consumidor.

Así lo advirtió Joaquín Gándara Olvera, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF), quien dijo que las autoridades del Banco de México deben estar muy pendientes para evitar que el
país entre en una dinámica inflacionaria.

” En cuanto a ja inflación vimos el dato de enero de 2.6 por ciento, después de haber registrado 2.13 por ciento en 2015, podría presagiar un incipiente ajuste de precios bajo el proceso de traslado de la depreciación cambiaría, ello debe verse como una señal de alerta para cuidar que no entremos en una dinámica inflacionaria durante los próximos meses”.
En conferencia el especialista consideró que la inflación este año podría terminar en 3.40 por ciento.