Arrepentido. Así se dice el adolescente que grabó en video la humillación y tortura a la que sometió a un indigente en Tijuana, Baja California.

Las imágenes, que se han hecho virales en las redes sociales, muestran cómo el joven mantiene a su víctima arrodillada, le apunta, lo obliga a decir palabras de alto contenido sexual y a desnudarse, para finalmente apagar un cigarro en su pecho, ante la risa de sus acompañantes.

https://www.youtube.com/watch?v=RIcI9_n1zpg

El agresor ha sido identificado como “Adal” y su proceder ha causado tanta indignación que,  incluso, el grupo Anonymus hizo un llamado a las autoridades y grupos de defensores de los derechos humanos para castigarlo, lo mismo que a sus cómplices.

Asimismo, le dio un plazo de 48 horas para entregarse a las autoridades, buscar al indigente y arrodillarse ante él para ofrecerle disculpas, de lo contrario lanzaría una campaña para que sea la población quien los haga pagar.

Ante las amenazas, el joven acudió acompañado por su madre ante el Ministerio Público Especializado en Adolescentes para confesar su delito y entregarse; sin embargo, aseguró que no fue detenido por ser menor de edad.

En tanto, la madre del agresor, Carmen Rodríguez, aseguró que su hijo ha sido víctima de ciberacoso por parte de Anonymous, por lo que responsabilizó a este grupo de cualquier situación que ponga en riesgo su integridad y seguridad.

https://www.facebook.com/524402457636608/videos/917026715040845/