Con bufandas, chamarras, gorras y pantalones debajo de la falta del uniforme escolar, acuden cientos de alumnos a las  primarias del Distrito Federal para hacer frente al frío que se registra por las mañanas. En los planteles se permite todo tipo de ropa abrigadora siempre y cuando se cumpla con el uniforme es el testimonio de algunos profesores

“es preferible que esté dos o tres días en su casa para que se recupere o que siga enfermándose o se empeore, les dejan entrar bufandas? Todo, muchas chamarras, de todo, no importa, ahorita se está permitiendo todo”

También platicamos con padres de familia y alumnos

“llegando aquí a la primaria, traigo dos niños, vienen bien forrados con doble pantalón, porque este frío está criminal; yo me llama Jobed, tengo once años, voy en sexto, ¿si te dejan traer una chamarra por el frío?, si”