Este domingo se abrió la puerta Santa de la Catedral Metropolitana, luego de que el pasado martes 8 de diciembre, el Papa Francisco inauguró el año de la Misericordia, con el fin de otorgar indulgencia plenaria a todos los fieles que ingresen por ella, hasta el 20 de noviembre del 2016.

image“ha inaugurado el jubileo extraordinario que abre para la humanidad entera, la puerta de la misericordia de Dios. Esta celebración inaugura solemnemente el año santo para nuestra iglesia arquidiocesana de México, preludio de una profunda experiencia de gracia y reconciliación. Quieres que todos los hombres constituyan un solo pueblo, libre de toda esclavitud y que nos concedes este tipo jubilar de gracia y bendición, concedemos, te rogamos”

Así lo dijo, el Cardenal Norberto Rivera Carrera y recordó que para el perdón de los pecados los fieles tiene que confesarse, realizar la comunión eucarística y orar por el Papa Francisco.