A los capitalinos no les gustó que el precio del gas LP, aumentara 39 centavos por cada kilogramo.

Al salir a preguntar a las personas sobre éste asunto, las respuestas coinciden en que es una decisión que afecta a todos los mexicanos porque casi todos utilizan de alguna manera el gas.

De ahí que en algunas de sus respuestas los entrevistados dijeran que se trata de un abuso porque se había hablado, de que no habría aumentos y aseguran que este tipo de situaciones se repiten porque no hay quien proteste.

Uno de los entrevistados dijo que se trata de un engaño más de los políticos que no ven afectados sus bolsillos.

Cabe recordar que a partir del primero de enero el precio del kiligramo del combustible aumentó 39 centavos, con lo que por ejemplo el precio del tanque de 20 kilos cuesta ahora 290.60