A 10 años de la explosión de la Mina Pasta de Conchos, que dejó 65 trabajadores muertos y varios heridos, familiares de las víctimas, aseguran que no se han cumplido las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Al reunirse con el Ombudsman Nacional, Luis Raúl González Pérez, señalaron que además de una falta de atención al Informe Especial sobre las Condiciones de Seguridad e Higiene en la Zona Carbonífera de Coahuila de 2011, entre los puntos no resueltos se encuentra el rescate de los cuerpos.

Miembros de la organización “Familia Pasta de Conchos” pidieron al titular del organismo nacional su intervención a fin de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos atienda la queja presentada. Y es que aseguran ser víctimas de agresiones por parte personas que presuntamente representan a quienes controlan las minas.