Hoy se cumplen 10 años de la explosión en la mina Pasta de Conchos, Coahuila, en donde murieron 65 mineros.

A 10 años de la tragedia, los cuerpos de 63 de las víctimas permanecen sepultados, ya que solo dos cadáveres fueron encontrados a unos metros de la entrada al tiro principal de la mina.

De acuerdo con las investigaciones, la acumulación de gas grisú provocó la explosión la madrugada del 19 de febrero de 2006, cuando los mineros estaban por concluir su turno laboral.

El rescate de los cuerpos sigue siendo la exigencia de los familiares y a pesar de que el Gobierno del Estado reiteró su intención de extraerlos, en septiembre pasado, la PGR aclaró que se debían investigar otros delitos que ocurrieron tras el accidente con el objetivo de reabrir el caso.