Con el objetivo de garantizar que la entrega de recursos y apoyos no condicionen el voto, la secretaría de Desarrollo Social instaló en Hidalgo, el Nuevo Esquema de Contraloría Social.

El titular de la dependencia, José Antonio Meade, señaló que mediante ciento 38 mil comités ciudadanos, la SEDESOL supervisará la transparencia en el manejo de los programas sociales.

“Cada vez que haya un acto que se acredite que implicó un mal uso, nuestra contraloría habrá de deslindar responsabilidades. Lo que vamos a tener ahora es un ejército de más de 500 mil ciudadanos que de manera permanente se van a capacitar y que de manera permanente van a transmitir información”.

El funcionario informó que 45 días antes de los comicios se suspenderá la entrega de apoyos de programas que no cuenten con un padrón de beneficiarios.