Las infecciones de vías urinarias mal tratadas pueden generar abscesos renales en personas que viven con enfermedades crónicas como diabetes

Elizabeth Torres, médico del Servicio de Urología del Hospital Juárez de México, dijo que en 2015, en México se registraron más de tres millones de casos de esta enfermedad en mujeres y 951 mil 771 en hombres y causa de estas infecciones es el sobrecrecimiento de las bacterias benignas que se encuentran en el tracto urinario, el cual se compone por riñones, uretero, vejiga, uretra y en el caso de los hombres, la próstata.

Los síntomas son ardor, dolor, frecuencia y dificultad al orinar, y en algunos casos sangrado.
De no ser tratados adecuadamente o generar resistencia a los medicamentos, estos microorganismos pueden migrar al riñón y convertirse en un absceso renal.

Sin embargo, aseguró, no todos los síntomas irritativos son infecciosos, por lo cual es necesario realizar los estudios pertinentes para diagnosticar oportunamente la enfermedad.

Puntualizó que en algunos casos el sangrado al orinar es una señal de alarma que en la mayoría de las ocasiones el enfermo no toma en cuenta, pero que puede indicar no sólo una infección, sino cáncer en el tracto urinario.
Por ello, recomendó ante la presencia de síntomas, antes de consumir cualquier medicamento, la persona debe acudir al médico, realizarse estudios de orina y urocultivo, para descartar la posibilidad de padecer cáncer.