Ante la falta de certidumbre para invertir en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, donde la CNTE ha violentado el Estado de Derecho, Industriales detendrán sus inversiones tanto nacionales como extranjeras del orden 50 mil millones de pesos, lo que conlleva también a no generar fuentes de empleo.

En conferencia el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales ( Concamin), Manuel Herrera Vega, lamento que esto ocurra en las zonas más pobres del país, pero dijo que el cierre de carreteras, bloqueo de vías férreas han frenado la producción, transporte y venta de mercancías, con afectaciones que van desde el desabasto de bienes de consumo, retrasos en los tiempos de entrega, pérdida de empleos, obstáculo a las operaciones de comercio exterior, sobre costos y cierre de empresas.

Agregó que debido a las movilizaciones de los maestros de CNTE, industria de lácteos reportan afectación de 300 millones de pesos, 150 tráilers con mercancía en Chiapas detenidos; en tanto que la industria del cemento la afectación promedio diaria es de 800 mil pesos.

Mientras que el sector de bebidas carbonatadas el impacto económico se estima en 140 millones de pesos y afectaciones a más de 5 mil empleados, en tanto que la afectación en el maíz industrializado alcanza los 85 mil 859 dólares, ante la imposibilidad de llevar embarques marítimos, afectando a 35 clientes nacionales e internacionales que se vieron afectados por los retrasos en las entregas incluyendo países como Colombia, Costa Rica, Guatemala, entre otros.

En tanto que la industria automotriz informó que vehículos con valor comercial aproximado de 450 millones de pesos han quedado inmovilizados y en la industria naviera 18 mil contenedores de carga fueron inmovilizados en los Puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo.