Los automovilistas se muestran inconformes ante el aumento del precio de la gasolina.

Durante un recorrido en diversas gasolineras de la Ciudad de México, la constante es malestar, inconformidad y dudas ante las estrategias del gobierno que había prometido que el combustible no subiría de precio.

Algunos usuarios creen que el aumento al precio de la gasolina sólo servirá como pretexto para que todos los productos y servicios aumenten también sus precios.

Por otra parte hay quienes creen que es una estrategia para disminuir los ingresos de la población.

A partir del 1 de agosto de 2016, el precio de la gasolina se incrementó 3 %. Hasta el 31 de julio el litro de gasolina Magna costaba 13.4 pesos, ahora cuesta 13.96, el litro de Premium costaba 14.37, ahora 14.81, y el precio de Diesel costaba 13.77 pesos y ahora 13.98. Los aumentos son de 56, 44 y 21 centavos, respectivamente.