Para hacer conciencia sobre la urgencia de contar con una legislación adecuada y una cultura de protección contra incendios, la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios (AMRACI), lanzarán la Segunda Campaña Nacional de Protección Contra Incendios, que dará inicio el primero de julio en Tijuana, Baja California y recorrerá todo el país, para concluir con la realización de la Semana Nacional de Protección Contra Incendios, del 12 al 16 de septiembre, próximo.

Y es que en los últimos años los incendios en México han aumentado en forma alarmante, con una tasa del 10 por ciento anual. Tan sólo en el primer trimestre de 2016 se habían registrado por lo menos 176, de los cuáles 50 por ciento fueron en casas habitación, 14.77 en bodegas; 13.63 en fábricas; 9.09 en locales comerciales; 6.33 en mercados y restaurantes; 4.48 en estadios y centros comerciales y 1.70 en escuelas.

Y si bien las pérdidas económicas no se han cuantificado, están son millonarias, además de que dejó 58 heridos con quemaduras graves, 18 intoxicados y 11 muertos.

Las causas son 15.90 por ciento por corto circuito; 11.93 descuido humano; 2.27 fuga de gas; 2.27 quema de pastizales; 1.7 sobrecalentamiento de una toma de corriente y 0.56 por juegos pirotécnicos y chispas de soldadura.

Los principales estados afectados por los siniestros han sido: Jalisco, Coahuila, Guanajuato, Chihuahua, Tamaulipas, Baja California, Durango, Puebla Baja California Sur, Guerrero, Colima, San Luis Potosí, Morelos, Michoacán, Oaxaca, Campeche, Veracruz, Estado de México, Nuevo León, Sonora, Sinaloa, Hidalgo, Tabasco, Yucatán, Chiapas y la Ciudad de México.