Un incendio forestal, aun no sofocado, en la zona de Pedrogao Grande, portugal ha dejado hasta el momento 61 muertos y 62 heridos, de acuerdo con reportes oficiales.

Aunque el número podría variar, así anunció Antonio Costa, Primer Ministro el balance desde un puesto de control… “Muy probablemete el número de víctimas sea superior, pero de momento confirmado ya no son 62, son 61 porque teníamos un duplicado, pero de momento no vale la pena detallar porque seguramente encontraremos más”.

De los heridos, seis de ellos se encuentran en grave estado, dijo el secretario de Estado de Administración Interna, João Gomes.

La Policía Judicial lusa refirió que el impacto de un rayo en un árbol seco es la causa más probable de este incendio, el más grave de los últimos años en Portugal.


Video de Agencia AP

Las autoridades han calificado como “tormenta de llamas” el incendio, debido a que el fuego alcanzó a la mayoría de las víctimas en sus coches, en la carretera nacional 236, que liga las aldeas de Figueiró dos Vinhos e Castanheira de Pêra.

Al menos 30 cadáveres fueron descubiertos carbonizados en sus coches, mientras que otros 17 fueron hallados en plena calle, donde las llamas les alcanzaron mientras intentaban huir a pie.

Otros diez cadáveres fueron hallados en el bosque, donde las autoridades piensan que los fallecidos se adentraron en búsqueda de refugio.

Las llamas se propagaron durante la tarde del sábado con una impresionante rapidez, según ha explicado el secretario de Estado de Administración Interna, João Gomes.

Unos “vientos descontrolados” terminaron convirtiendo un fuego de bajas dimensiones en “un incendio imposible de controlar”.

En la zona se han desplegado equipos de psicólogos para atender a los supervivientes, que se encuentran “en estado de shock” y que en muchos casos han perdido a familiares en la tragedia.

El Gobierno ha decretado en la zona el estado de contingencia, un nivel por encima del de alerta y por debajo del estado de calamidad.

En esta situación, la población está obligada a obedecer todas las órdenes de los servicios de protección civil, incluida la guardia republicana y el ejército, y a incorporarse a las labores que se les pida.

El gobierno de Portugal decretó tres días de luto nacional por las víctimas del incendio.

Video de Agencia RT