Con el fin de mejorar la calidad de vida de cientos de niños que nacen al año con paladar hendido o labio leporino, el gobierno capitalino inauguró este martes la primera Clínica de Labio y Paladar Hendido de la ciudad que estará ubicada en el Hospital Pediátrico de Peralvillo en la delegación Cuauhtémoc.

 

“Vamos a dar calidad de vida, porque además los bebés que tiene este problema al nacer no pueden tener una alimentación como cualquier otro bebé… estos detalles de especialización que tienen un cambio de vida fundamental en la autoestima, en el caso de las mujeres totalmente, en el caso de los bebés, ellos se darán cuenta de todo lo que hicimos para que vivan bien”.

El Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, explicó que la clínica cuya inversión fue cercana al medio millón de pesos, cuenta con equipo especializado y distintos especialistas que ofrecerán tratamiento integral, ya que este mal cuya incidencia es de un caso en 700 niños, requiere no solo de tres a 12 cirugías, sino también de atención psicológica, terapias y rehabilitación a largo plazo.

La atención será gratuita y se espera que al año se pueda atender a más de 200 niños y se realicen más de 600 cirugías.