Fue imprudencial el incendio que se registró en un predio ubicado en el proyecto denominado Malecón Tajamar, de Cancún, Quintana Roo.

Así lo determinó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, ante las características y pruebas halladas en el lugar.

A través de un comunicado, la dependencia federal afirmó que luego de la inspección realizada la noche del domingo, se constató el resultado de la quema de residuos vegetales en estado seco, en dos puntos situados en el extremo norte de la Calle Rambla.

El fuego se propagó por descuido y/o negligencia sobre la vegetación y material vegetal acumulado en el interior del predio, debido a las condiciones de viento que prevalecían en el momento.

El documento indica que “el siniestro ocurrió en un predio con una superficie total de 4.3 hectáreas, en el cual se afectó una superficie de 2.8 hectáreas”.

Las autoridades detallaron que la flora es de humedal de temporal, con presencia de manglar botoncillo, el cual no sufrió afectación o daño por el incendio.