En México, al año tres de cada mil niños nacidos vivos padecen algún tipo de sordera y el implante coclear se ha convertido en una alternativa de solución para que los menores de edad que sufren sordera severa o profunda recuperen la audición

Laura Elizabeth Chamlati, subdirectora de Audiología, Foniatría y Patología del Lenguaje del Instituto Nacional de Rehabilitación, dijo que la hipoacusia, es la pérdida parcial de audición. Para solucionarlo se les proporciona un auxiliar o amplificador de sonido y terapia de lenguaje.

Al año, en México se colocan 300 implantes cocleares. Cada dispositivo tiene un precio para la Secretaría de Salud de 20 mil 500 dólares, más gastos quirúrgicos y de rehabilitación.