Debido al repunte que se observa en los niveles de inflación lo que llevará al Banco de México a elevar la tasa de referencia en su próxima reunión el 30 de marzo entre 25 y 50pb, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, por tercera ocasión consecutiva, revisó a la baja su estimación de crecimiento para este año al ubicarlo en 1.4 por ciento para el cierre de este año.
De acuerdo con el organismo, el banco central podría terminar este 2017 con una tasa de referencia en 7.25 por ciento.

Y es que los especialistas destacan que aún no se recupera del todo la confianza del consumidor, así también una contracción en la actividad industrial así como en el sector de la construcción, también persiste la evidencia anecdótica sobre proyectos de inversión que se han pospuesto, lo cual ha propiciado que continúen revisándose a la baja los pronósticos de crecimiento del PIB de nuestro país para 2017, reflejándose así el alto nivel de incertidumbre que se vive.
Así también el IMEF que preside Adriana Berrocal González, destaca el discurso mucho menos agresivo por parte de los EU. hacia las relaciones comerciales con México y la reciente apreciación del peso abren la posibilidad de un panorama menos incierto y con mayor optimismo.