El Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), llevaron a cabo el Taller “Fortaleciendo la Participación Ciudadana en la Ciudad de México”.

Pablo Lezama, consejero electoral del IEDF, convocó a organizaciones sociales a proponer acciones en beneficio de la sociedad mediante el presupuesto participativo que se asigna a las delegaciones, y que asciende a 800 millones de pesos.

“No se puede utilizar para pintar las casas y para comprar pantallas de televisión. Aquí de lo que se trata es que el dinero se use para resolver problemas colectivos.”

La titular del Indesol, María Angélica Luna Parra coincidió en que las propuestas de las organizaciones son fundamentales.

“Hay que estimular toda esa creatividad que tiene la sociedad civil cuando están en temas que en el presupuesto tradicional a veces no está.”