Para mucha gente la Ciudad de Huangzhou, en China, sería el modelo a seguir para otras ciudades del planeta.

Esta localidad asiática, sede de la cumbre del G-20, hace pensar a los visitantes que está viviendo en una maqueta, calles totalmente limpias y ordenadas, una gran seguridad, y aunque la ciudad tiene 9 millones de habitantes, poco más de la mitad salieron aprovechando los paquetes vacacionales que ofreció el gobierno debido a la cumbre.

La ciudad tiene miles de cámaras, incluso se contabilizan hasta 20 en un solo poste del semáforo, que siguen paso a paso el trayecto de cualquier vehículo, y esta ciudad es considerada con la grán fábrica de nuevos ciudadanos chinos, porqué este es el destino favorito de todos los recién casados.