Para científicos de la UNAM, las autoridades sí son responsables de lo que sucede con la contaminación en la Megalópolis.

Los investigadores aseguran que las decisiones sobre el crecimiento desordenado de la ciudad, la mala planeación del trasporte, la falta de inversión, y permitir la corrupción, sí son responsabilidad de las autoridades.

Investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera, recomiendan tomar medidas concretas con relación a los niveles altos de ozono porque de lo contrario éstos, se van a repetir año con año y sugieren empezar a mejorar la planeación de la megalópolis y las otras ciudades de los diferentes estados del país que están siguiendo el mismo patrón de crecimiento.

Además dicen los especialistas, es necesario informar a la población que los niveles altos se repetirán año con año durante los meses de calor, debido a que las condiciones meteorológicas no varían mucho, pues son procesos naturales.

Con base en el análisis de los últimos días en que se aplicó el doble Hoy no Circula, los científicos determinaron que al disminuir de forma desigual las emisiones de Óxidos de nitrógeno (NOx) y compuestos orgánicos volátiles, se induce a que la reactividad atmosférica de formación de ozono se incremente. Además, si se tienen altas temperaturas, las velocidades de propagación de la cadena fotoquímica son más intensas.

Al analizar los datos de monitoreo de la Red Automática de Monitoreo Atmosférico, se observa que el 3 de mayo (al día siguiente de la aplicación del doble Hoy no Circula) los niveles máximos de los óxidos de nitrógeno disminuyeron aproximadamente 50 por ciento, sin embargo, el ozono alcanzó un valor máximo de alrededor de 160 partes por billón.

El miércoles, cuando se mantuvo el doble Hoy no Circula, se observó que los niveles máximos de óxidos de nitrógeno disminuyeron aproximadamente 40 por ciento; no obstante, a las 3 de la tarde, el nivel máximo de ozono alcanzó aproximadamente 180 partes por billón.