Este impactante hecho sucedió en un hospital de Albania, Tirana…

En el video publicado por la cadena “360”, se muestra el momento en que un hombre de 57 años que acababa de recibir tratamiento de hemodiálisis se levanta y se dirige hacia otro paciente con una botella la cual tenía gasolina.

Un médico que atendía a otro enfermo trató de detener al atacante que sacó un encendedor para prender a su víctima.

Desafortunadamente el líquido fue tanto que no sólo inmoló al hombre, sino que el fuego se expandió en toda la sala alcanzando a otros pacientes.

Al menos tres personas murieron y dos más resultaron gravemente heridas.

La policía investiga el caso para tratar de determinar la causa del ataque.