Los menores de 5 años de edad, los adultos mayores de 60 años y personas que presentan enfermedades crónicas, son los grupos más vulnerables al llamado “golpe de calor” es un cuadro médico que se produce cuando la temperatura corporal se eleva por encima de 39° centígrados y el organismo es incapaz de regular su temperatura

“si la gente sale a algún destino de playa o alguna condición donde la exposición a sol sea importante, entiendo ahorita la inclemencia en términos de sol, toda la protección que esto pueda conducir, en términos de protección con un buen bloqueador solar y evitar en lo posible que la exposición sea prolongada, por supuesto el cuidado de la hidratación”

Así lo dijo, José de Jesús Arriaga, director de Prestaciones médicas del IMSS