Sangrados frecuentes de nariz, aparición de moretones en las rodillas y codos o en las articulaciones pueden ser síntomas de Hemofilia, una enfermedad que no es prevenible y requiere de atención oportuna para evitar hemorragias severas que pueden causar la muerte

Faustino Leyto Cruz, adscrito al Servicio de Hematología del Hospital Juárez de México, dijo que la hemofilia es un padecimiento incurable que se transmite de madres portadoras a hijos varones, y se caracteriza por una deficiencia genética en el cromosoma X, que no permite la correcta coagulación de la sangre.

Se estima que la hemofilia tiene una prevalencia de uno por cada 10 mil nacimientos a nivel mundial, y en el Sistema Nacional de Salud se tienen registrados alrededor de cinco mil casos.
Alrededor del 80% de los pacientes tiene antecedentes familiares con la enfermedad, aunque también pueden darse casos de personas que la desarrollan de manera espontánea.

El doctor Faustino Leyto Cruz adscrito al Servicio de Hematología del Hospital Juárez de México, dijo que la enfermedad se ha clasificado en tres grados, dependiendo de la gravedad:
Leve, cuando únicamente se presentan hemorragias por golpes directos, cortadas o durante una cirugía. Sin embargo, las personas afectadas pueden tener un desempeño normal en sus actividades habituales y llevar un estilo de vida normal.

Moderada, cuando aparecen moretones en diversas partes del cuerpo y los sangrados son mayores a los habituales en una persona sana, por lo que se recomienda que los pacientes no desarrollen actividades deportivas de contacto ni realicen esfuerzo físico excesivo.