Al pedir a la “ciudadanía no hacer juicios anticipados” ante presuntas violaciones a los derechos humanos hasta que un juez determine lo contrario, el Secretario de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz, se comprometió a resolver hechos de esta naturaleza, “de frente y dando la cara con acciones firmes y contundentes”, los cuales afirmó son “aislados y no por procedimiento”.

Al encabezar la firma de un Convenio de Colaboración con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el titular de la Secretaría de Marina (SEMAR), Vidal Francisco Soberón Sanz, apeló a “la comprensión de la sociedad, para evitar juicios anticipados hacia quienes buscan cumplir con su deber, hasta que un juez determine su responsabilidad legal”.

“En tanto, seguiremos esforzándonos para impedir actuaciones que en algunos casos, tienen como consecuencia, que los verdaderos criminales queden libres y continúen dañando a la sociedad”, añadió.

Acompañado por el titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos Luis Raúl González, Soberón Sanz, destacó que las fuerzas armadas seguirán “dando cumplimiento al mandato presidencial, de coadyuvar en operaciones de seguridad interior, lo que de ninguna manera significa, que hemos tomado la ley en nuestras manos, menos aún la vida y dignidad de otros. Quienes piensan así, se equivocan y lastiman a México”, recalcó.

Asimismo, dejó claro que “los problemas que se susciten en nuestras filas, los resolvemos de frente, dando la cara, con acciones firmes y hechos contundentes. Nuestra mayor fortaleza es y será, servir a las y los mexicanos”.

Por ello, enfatizó que “si en el cumplimiento del deber se incurre en excesos, pondremos a disposición de las autoridades correspondientes, a quien quebrante la ley, ya que ello empaña o podría disolver la misión encomendada”.

Finalmente, este acuerdo de colaboración, destacó el funcionario federal, es “una muestra más de nuestra entera disposición como fuerzas armadas mexicanas, para dar cumplimiento al precepto constitucional de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos”.