El gobernador de Veracruz, Javier Duarte aseguró que no heredará la deuda con la Universidad Veracruzana a la siguiente administración.

“Lo que tenemos es un calendario con la universidad. No le voy a heredar ninguna deuda con la Universidad Veracruxana, a la próxima administración.”

Sin embargo negó que sean más 2 mil millones de pesos lo que se debe a la casa de estudios, como advierte la rectoría, toda vez que los subsidios no tienen carácter obligatorio, con lo que sóloo se adeudan 450 millones que serán pagados antes de que termine su gestión.

“No hay que confundir los recursos que nosotros tenemos la obligación de aportar  a la Universidad Veracruzana con los subsidios que  gobierno no ha podido dar.”

Por último, detalló que a fin de dar autonomía presupuestaria a la Universidad, presentó una iniciativa para que a partir del próximo año, se destine de manera obligatoria el 3 por ciento del presupuesto estatal.