El gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto debe cumplir a cabalidad las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por los hechos sucedidos en el municipio de Tanhuato, Michoacán, en el informe que señala a policías federales como los autores de 22 ejecuciones arbitrarias, advirtió el presidente del Consejo Nacional del PRD, Ángel Ávila Romero.

En un comunicado, el perredista hizo un llamado al gobierno federal a que los responsables de estas ejecuciones extrajudiciales sean castigados y presentados ante un juez.

Y es que aseguró que la confianza ciudadana sólo puede ganarse cuando se hacen respetar las leyes y el gobierno debe ser el primero en respetarlos los derechos humanos y actuar dentro del marco del estado de derecho.