Un día después de que Francisco Javier Cabeza de Vaca rindiera protesta como Gobernador de Tamaulipas, hombres armados realizaron retenes y quema de llantas para obstaculizar la circulación en varios puntos de la ciudad de Reynosa.

El actual Gobernador aseguró que la quema de llantas fueron acciones distractoras de unos cuantos y reiteró que su administración restablecerá la paz y el orden.

Entre los sectores afectados están: Caracoles, Las Fuentes, Bugambilias, Tecnológico y Puerta del Sol y un helicóptero sobrevoló la ciudad.

Dos horas después de que se registraran los bloqueos, el Gobierno de Reynosa emitió un comunicado en el que lamentó los hechos:

“Los esfuerzos de la administración que apenas empieza irán encaminados a solucionar el grave problema de inseguridad de la mano con el gobierno del Estado y la Federación. Reynosa es proyecto de todos, sigamos unidos”, se lee en el documento firmado por la alcaldesa Maki Ortiz.