La atención médica está garantizada estos días en Iztapalapa, donde miles de personas se darán cita para presenciar la 173 Pasión de Cristo.

Para ello, la Secretaría de Salud capitalina implementa un operativo de salud, en el que se ofrecen servicios médicos en 9 módulos de primer contacto con suministro de medicamentos gratuito.

Los módulos se encuentran ubicados en puntos estratégicos donde se realizarán los principales trayectos de la procesión.

Personal capacitado podrá atender casos de hipertensión, descompensaciones por diabetes e insolación, y se atenderá a los actores en caso de que presenten quemaduras de primer y segundo grado por caminar descalzos y cargar cruces de madera.

Se cuenta con médicos, paramédicos, enfermeras,  medicamentos,  material de curación, silla de ruedas, tanques de oxígeno, ambulancias, collarines y demás.

En caso de situaciones de alto riesgo, el paciente será trasladado a hospitales de la red.

Adicionalmente se encuentran cuatro puestos de hidratación distribuidos en la Explanada Iztapalapa, Parroquia de San Lucas, Cerro de la Estrella y Santo Tomás.

Para todas estas tareas, se coordinan la Secretaría de Salud, con elementos del ERUM, Cruz Roja y la delegación.