El mejor acto de cinismo lo dio un hombre que se queda dormido para no ceder el asiento reservado para discapacitados.

En un video grabado por un usuario del Sistema de Transporte Colectivo Metro se observa como un joven, le pide a un hombre de sudadera negra que le dé el asiento a una señora que usa bastón, pero nada despierta al dormilón.

Antes de ser grabado la mujer que está frente a él le pide varias veces amablemente el lugar, ya que le es complicado viajar en metro con bastón.

Fue titulado en Facebook, como “Gandalla dormido” y ha generado comentarios de indignación.