Lástima que sólo fueron 50 y no 100”, escribió en redes sociales Jesús Corona Manzo, empleado en la Secretaría de Desarrollo Social local.

Dicho comentario fue motivo suficiente para que este domingo fuera cesado de su puesto tras celebrabar la matanza de al menos 50 personas ocurrida la madrugada de este domingo en un bar gay de la ciudad estadounidense de Orlando.

El gobernador de Jalisco mediante twitter informó a la ciudadanía que el funcionario ya no trabajaba más en la dependencia gubernamental.