Ante el incremento de opciones de ahorro informal como son tandas o las llamadas “pirámides”, la CONDUSEF dio a conocer los riesgos de estos modelos, en particular de uno denominado “Flor de la abundancia”.

A través de un comunicado señala que desde el año pasado se ha tenido sobre todo en el norte del país reportes de este esquema, donde se promete que al realizar una inversión, los participantes podrán obtener hasta ocho veces más el monto inicial.

Para lo cual se les pide un monto que va de los 3 mil a los 27 mil pesos y se pone como condición, reclutar a otras dos personas y así sucesivamente, hasta llegar a un punto insostenible que disuelve el esquema antes de que quienes dieron su dinero lo puedan recuperar.

Sin que la autoridad pueda hacer algo toda vez que los organizadores no son una institución financiera debidamente regulada, ni tampoco una figura legalmente reconocida.