El Director General del IMSS, Mikel Arriola, y el titular de la Profeco, Ernesto Nemer, firmaron un convenio de colaboración impulsar campañas que promuevan la alimentación correcta, toma de agua simple y práctica de actividad física, a través del consumo saludable, responsable e informado que contribuya a reducir factores de riesgo asociados a enfermedades crónico degenerativas.

Arriola Peñalosa señaló que el paradigma de la salud ha cambiado en los últimos años y es necesario ir más allá de la medicina curativa para entender a la salud de una manera integral, que haga de la prevención el eje fundamental de la salud pública. Destacó que 70 por ciento de la población mexicana tiene problemas de sobrepeso y obesidad, y que el IMSS brinda un promedio de 400 mil consultas diarias a personas con problemas cardiovasculares o de diabetes.

El Seguro Social impulsa acciones para fomentar la cultura de la prevención, explicó su titular, y a través del programa PREVENIMSS se realizaron más de 30 millones de chequeos en 2015, a fin de promover la prevención, detección oportuna y control de enfermedades, así como la nutrición y salud reproductiva; además, fueron incorporados al IMSS 6.6 millones de estudiantes de preparatorias y universidades públicas, a quienes se exhorta para que acudan a consulta preventiva dos veces al año.

El titular de la Profeco, Ernesto Nemer, señaló que en lo que va de la administración del Presidente Peña Nieto se ha logrado disminuir la tasa de desnutrición de la población, del 6.9 por ciento que se registraba en el año 2000, a 1.6% en 2016.