Los secretarios de Educación Pública, Aurelio Nuño y de Economía, Ildefonso Guajardo, coincidieron en la importancia de proteger el esfuerzo de los padres de familia en escuelas particulares y evitar abusos en las colegiaturas; no permitir que se obligue a comprar uniformes en los planteles, ni que se condicionen los servicios educativos.

En la firma de un convenio entre la Secretaría de Educación Pública y la Procuraduría Federal del Consumidor, el titular de la SEP comentó que las escuelas privadas deben ser parte del cambio en el sistema educativo, y por eso se trabaja para elevar la calidad de la educación en los planteles públicos y particulares.

Ambos funcionarios destacaron la trascendencia del convenio, para proteger la economía de los padres de familia, en un sector en el que hay cinco millones de estudiantes, y comentaron que esto es parte de la transformación educativa.