Con el objetivo de agilizar y resolver quejas sobre el servicio de energía eléctrica de manera eficiente y expedita a través de 48 módulos y 8 líneas telefónicas de atención, la Profeco y la Comisión Federal de Electricidad firmaron un convenio, luego de que las quejas más frecuentes tienen que ver con cobros indebidos, ante lo cual, la instalación de módulos buscará minimizar el tiempo de atención y solución a los consumidores.

Al respecto Ernesto Némer, titular de la PROFECO y Jaime Hernandez Martinez, encargado del despacho de la CFE , detalló que con este acuerdo los módulos de atención especializada de la CFE instalados en las 56 unidades administrativas de la Profeco en todo el país, contarán con lineamientos precisos para resolver quejas y atender dudas relacionadas con el cobro del servicio.
Por ello los usuarios serán atendidos en los módulos por personal capacitado en conciliación, tanto por la CFE como por la Profeco. De manera paralela, la CFE renueva su tecnología y moderniza su infraestructura para elevar la calidad del servicio que ofrece y reducir el Tiempo de Interrupción al Usuario (TIU) a nivel nacional.

Al cierre de 2015, el TIU total promedio fue de 65 minutos, lo que representa una reducción de 44% respecto al tiempo de interrupción en 2014, que era de 116 minutos, y una disminución de 67%, en comparación con 2010, que alcanzaba los 195 minutos. Tan sólo en 2010 en el Valle de México, sus habitantes sufrían interrupciones que sumaban más de 8 horas en promedio al año, contra los 63 minutos que se alcanzaron para 2015.

Cabe destacar que en los módulos de la CFE ubicados en las unidades administrativas de la Profeco se reciben en promedio 5 mil 98 quejas mensuales y durante 2015 se recibieron 29 mil 2 en todo el país.