broken piggybank with dollar notes on white8 de cada 10 mexicanos no ahorran.

En el país, 84% de las personas, aún con recursos económicos suficientes, no ahorra a largo plazo, ni prevé su retiro de manera adecuada, destacó en un comunicado la aseguradora AXA México.

Además, la falta de ahorro disminuye la calidad de vida en etapas avanzadas, la cultura de la prevención es un problema generalizado entre los mexicanos, ya que sólo tres de cada 20 mexicanos tienen hábitos de ahorro.

Como resultado, los mexicanos tienen menor capacidad de cumplir sus planes y sueños educativos, como pagar la escuela media superior de los hijos o dar el enganche de una primera casa.

De acuerdo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 64 por ciento de las personas tienen su dinero en bancos, 13% lo mantiene en cajas de ahorro, mientras 7 por ciento lo guarda en su casa y el 6 por ciento lo ahorra en cuentas que no permite el crecimiento de su inversión.

 

¿CÓMO AHORRAR?

Algunas veces, la parte más de difícil de ahorrar dinero simplemente es comenzar. Descubrir maneras sencillas de ahorrar dinero y saber cómo utilizar sus ahorros para lograr sus metas financieras puede ser difícil.

  • Registre sus gastos
  • Haga un presupuesto
  • Planifique el ahorro de dinero.
  • Establezca objetivos de ahorro.
  • Decida según sus prioridades.

 

  • Diferentes estrategias de ahorro e  inversión para diferentes objetivos.
  • Haga que ahorrar dinero sea más fácil con transferencias automáticas.
  • Observe cómo crecen sus ahorros

Este último no solo lo ayudará a cumplir con su plan personal de ahorros, sino que además lo ayudará a identificar y corregir problemas rápidamente.

Hoy en día 8 de cada 10 mexicanos mayores de 65 años carecen de una pensión y se encuentran desprotegidos, principalmente las mujeres.

Contar con un seguro, en este caso de ahorro, permite fortalecer el bienestar y la estabilidad económica personal,familiar y patrimonial, debido a que los mexicanos ahorramos poco, tarde y a corto plazo.

CUATRO ACCIONES PARA PLANEAR UN RETIRO DIGNO:

1.- Conocer cuánto necesitas ahorrar. En promedio un mexicano necesita dinero suficiente para vivir cerca de 16 años después de su jubilación.

2.- Comienza a ahorrar tan pronto como te sea posible. En México, los retirados indican que si hubieran comenzado a ahorrar a una edad más temprana, habrían mejorado su calidad de vida.

3.- Repone lo que utilices de tu ahorro para el retiro. Es importante tener un fondo para emergencias equivalente de 3 a 6 meses para imprevistos económicos, médicos o de accidentes.

4.- Espera lo inesperado. Uno de cada 4 encuestados que trabaja afirmó que enfermedades y accidentes fueron las principales causas que les impidieron continuar con su ahorro para jubilarse.

Sobra decir, que no hace falta ganar más de 20 mil pesos por mes para ahorrar y mucho menos es necesario privarse de las cosas para poder asegurar nuestro futuro. Lo que debemos hacer es mejorar hábitos

LOS HÁBITOS QUE TE IMPIDEN AHORRAR

Olvidarte de cancelar las membresías que no utilizás: pagar todos los meses por servicios como el gimnasio, suscripción a revistas, seguro médico para viajes al exterior o el cable que no utilizamos, atenta contra el ahorro que podamos generar.

Realizar presupuestos de gastos basados en ingresos brutos: el ingreso bruto es mucho más alto que el neto. El sueldo neto es el que nos queda en mano luego de los descuentos, pago de impuestos, pensiones, etcétera. Es un error muy común y puede generar endeudamiento.

Comprar regalos o vacaciones con tarjeta de crédito: es probable que quienes estén con poco dinero extra acudan a la compra financiada con tarjeta de crédito para comprar regalos navideños o pagar vacaciones sin planearlas.

No revisar los gastos con tarjeta: el resumen de la tarjeta de crédito debe ser revisado con minuciosidad, ya que es muy común que haya un error al cobrar.

Para aquellos que manejan más de una tarjeta de crédito existen aplicaciones como Credit Car Expenses que permiten tener un control absoluto de todos los gastos, registro de movimientos que realiza, presupuesto asignado y día de corte y cobro.

Realizar comprar impulsivas: la compra compulsiva es uno de los hábitos más peligrosos para nuestras finanzas personales, por ser algo recurrente. Este tipo de compras, se inventan para justificar la acción de gastar.

Comprar solo productos “de marca”: al adquirir un producto debemos realizar un estudio comparativo de precios antes de comprar, la diferencia puede ser muy importante y beneficiar positivamente el ahorro.

Pensar que hay que ahorrar “lo que sobre”: creer que el ahorro es lo que queda luego de realizados todos los gastos mensuales es una manera muy antigua y equivocada. Lo mejor es, separar al menos un 10% de los ingresos no bien los mismos son recibidos y destinarlos directamente al ahorro.