Desde los 123 mil pesos hasta 3.5 millones de pesos.

Durante la quinta edición de el Buen Fin, los principales motivos de quejas y denuncias fueron el no respetar precios anunciados, descuentos, incurrir en publicidad engañosa, no entregar ticket de compra y condicionamiento de la venta del producto, entre otros.

En un comunicado la Profeco en donde hizo un balance detalló que recibió 685 denuncias por irregularidades , asimismo verificadores de la dependencia colocaron sellos de suspensión de la actividad comercial en establecimientos de Puebla, Campeche, Jalisco y Mexicali, uno en cada lugar.

Cabe destacar que la dependencia podría aplicar sanciones que van desde los 123 mil pesos hasta 3.5 millones de pesos dependiendo la falta cometida por el proveedor o prestador de servicios e incluso podría darse la clausura total o parcial del establecimiento comercial hasta por 90 días.

La Profeco informó también que durante la edición 2015 de El Buen Fin la demanda de servicios que brinda la dependencia se incrementó en 424% respecto al año pasado; se alcanzó una efectividad del 96.2% en conciliación y se recuperó a favor de las y los consumidores más de 2,100.000 pesos.