imagePetróleos Mexicanos enfrenta problemas de liquidez financiera pero es una empresa solvente, afirmó el director de la petrolera mexicana José Antonio González Anaya, quien aclaró que el recorte de personal no es una “meta”, ya que solo se busca eficientar áreas productivas.

En conferencia el funcionario dijo que el recorte en su gasto es de 100 mil millones de pesos, que contempla la no inversión en proyectos no productivos, la no producción de cien mil barriles diarios de crudo.

Agregó que una de las líneas del recorte es ajustar el gasto de operación e inversión a la caída de 25 dólares en el precio promedio del barril.

Agregó que el ajuste es un proceso complejo y difícil pero que se ajusta a la realidad que otras petroleras del mundo enfrentan, pero aclaró que Pemex saldrá fortalecido.

Cabe mencionar que el ajuste fue aprobado por el Consejo de Administración de Pemex y enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.