En un periodo no mayor a tres años, nuestro país podría estar produciendo gasolinas de ultra bajo azufre, esto luego de que el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (Pemex) aprobó la reconfiguración de la refinería de Tula, así lo manifestó el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell,

El funcionario en el marco de su participación en el foro anula que organizó la revista The Economist, también adelantó que en en breve se firmará un acuerdo con el Tecnológico de Monterrey para la formación de técnicos.

Indicó que con la entrada en vigor de la reforma energética, el sector requerirá de 135 mil profesionistas, lo que representa un reto colosal, sobre todo porque muchos de los técnicos de Pemex y la CFE están por jubilarse.

Por ultimo tras asegurar que las dos convocatorias de la ronda uno han registrado un éxito de adjudicación del 35 por ciento, el responsable de la política energética del país, destacó que el sector hidrocarburos mexicano no quiere ver la concentración económica, sino una industria diversificada.