FOTO FAMILIARES HOSPITAL MATERNOA una año de la explosión de una pipa de gas y que colapsó más del 70 por ciento del hospital materno infantil de Cuajimalpa, vecinos, familiares así como brigadistas. afirman que la herida sigue abierta y lamentan que lado autoridades capitalinas, no hayan edificado el nuevo hospital General que prometieron.

Y es que en la calle 16 de septiembre donde se encontraba el también llamado “hospitalito” solo se vea un lote baldío, que está rodeado por láminas  así como por el mercado  y un kínder.
Y a un año de la tragedia, amigos y familiares de las dos enfermeras y el camillero que trabajan la mañana de la tragedia y que perdieron la vida, al intentar salvar la vida de varios bebés, encabezaron una marcha que salió del Puente del Yaqui, hacia lo que fue el hospital materno infantil.