Al dejar en claro que el Instituto Mexicano del Seguro Social, no se verá afectado por el recorte al presupuesto que anunció la Secretaria de Hacienda, su director general Mikel Arriola, dio a conocer que en las próximas semanas anunciará un programa muy “agresivo” para incrementar la calidad de atención que ofrece.

Entrevistado al termino de la reunión que sostuvo con integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), dijo que ahora que ha tomado las riendas del organismo tripartita, se concentrará en reducir los tiempos de asignación de una cama a un derechohabiente, el de un especialista después de la primer consulta y por último los tiempos para una intervención quirúrgica.

“Estamos hablando de que estamos preparando un paquete, ese paquete va a establecer plazos de reducción, tenemos que reducir el tiempo de tratamiento dependiendo cada cirugía, pero en las próximas semanas anunciaremos un plan muy agresivo para incrementar la calidad  y capacidad de atención del instituto, lo vamos anunciar de manera muy cuidadosa”.

Agregó que se fortalecerán sus finanzas con disciplina financiera, una reducción del déficit del 60 por ciento e incentivar las contrataciones formales para que sean más quienes coticen en el IMSS.